Combate el estrés

 

combate el estrés

 

El estrés es uno de los problemas de salud más graves en la actualidad. Cuando el estrés se cuela en nuestra vida, empezamos a perder el control de la misma. Cuando nos encontramos con estrés somos incapaces de disfrutar de la vida, somos incapaces de abandonarnos al placer, nuestro rendimiento intelectual se bloquea y nuestro mundo emocional nos desborda.

La palabra estrés viene de la palabra inglesa Stress que significa “presión” o “tensión”. Fue utilizada por primera vez por el científico Hans Seyle en 1936 para describir las dificultades de adaptación de un organismo vivo. El estrés se podría definir como la reacción fisiológica a la amenaza física o psicológica que depende tanto de la intensidad emocional como de las estrategias que adopte la persona para afrontar la situación. Dicho de otra manera, cuando la demanda del ambiente, ya sea familiar, laboral o social, es excesiva y la persona se encuentra desbordada se desarrolla toda una serie de recursos que implican activación fisiológica pero que además, va acompañada de toda una serie de reacciones tanto emocionales negativas, como puede ser la ansiedad, la ira y la depresión.

Los elementos estresantes forman parte del ámbito en que normalmente viven las personas

De alguna forma, el estrés se produce cuando las demandas ambientales superan la capacidad adaptativa de una persona. Se puede producir por diferentes motivos como puede ser:

 

  • Un cambio en la vida que signifique un transformación importante en nuestro estilo de vida y que de alguna forma altera nuestro equilibrio: el nacimiento de un bebé, el cambio de residencia, una mudanza…
  • La interrupción de algo importante, de efecto fulminante como sucede cuando nos encontramos ante un divorcio, la jubilación, nos despiden sin esperarlo después de muchos años.
  • Momentos de indefensión, cuando haga lo que haga no sirve de nada para lidiar con la situación. En esto caso, no es que tus recursos no sirven sino que no podemos resolverlo. Estas situaciones suceden por ejemplo, cuando tu pareja te anuncia que está enamorada de otra persona, o cuando la empresa anuncia su cierre y te comunica el despido de la plantilla…
  • Ante situaciones de desafío para la persona. Se produce cuando la persona toma la decisión de enfrentarse a una situación que espera que puede superar pero que no es fácil como puede ser tomar la decisión de dejar el tabaco, las drogas o incluso bajar cuando decide bajar de peso.

Aunque se pueda pensar que cada persona actúa de la misma forma ante una situación estresante, lo cierto es que las situaciones estresantes no significan lo mismo para todas las personas, ya que varían en el modo de percibir y de afrontar. Eso sí, sabemos como es la respuesta psicológica al estrés que implica factores emocionales, cognitivos y de comportamiento. Estas son las respuestas más frecuentes:

Respuestas emocionales: bajo estado anímico, apatía, pesimismo, pérdida de autoestima, inestabilidad y tensión

Cognitivamente: incapacidad para tomar decisiones, bloqueo mental, vulnerabilidad ante la crítica, confusión, olvidos frecuentes.

Respuestas de comportamiento: fumar y bebe más de lo habitual, tartamudear o hablar de forma atropellada, abusar de fármacos, tener desórdenes alimentarios.

Es importante entender que el estrés no es un tema baladí ya que aumenta la vulnerabilidad del organismo a desarrollar trastornos de salud que pueden resultar mortales, como pueden ser enfermedades del corazón, el cáncer y los accidentes cerebrovasculares.

 

Qué se consigue a través de la terapia psicológica

A través de la terapia se proporciona un considerable número de estrategias y técnicas de intervención que puede ser utilizas por las personas que padecen estrés. La selección de técnicas a utilizar dependen de cuáles son las conductas afectadas así como del tipo de alteración específica que presenta la persona con