Oímos hablar mucho de la depresión en personas adultas, pero no tanto así en adolescentes, por lo que es menos accesible el conocimiento acerca de la misma para los jóvenes y sus familias, por lo que se desconocen las causas que la producen la depresión en la adolescencia, y como tratarla, como cuando y a quien recurrir para apoyarles, qué hacer y cómo responder a ella.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), para el año 2020 la depresión estará en la segunda posición entre los trastornos mentales y físicos. Al ser la adolescencia una etapa de continuos cambios físicos, psicológicos y de búsqueda continua de la propia identidad, puede en ocasiones llegar a generar confusión en cuanto a saber reconocer si el adolescente está sufriendo o no de depresión. Sin embargo, una vez que sea reconocido la depresión en el adolescente, es necesario ayudarlo y servirle de apoyo para que pueda superarla, ¿cómo podemos ayudarlo?

Lo primero es identificarla detectar sus síntomas más comunes de la depresión en la adolescencia.

  • Irritabilidad y se enfada fácilmente.
  • Cansancio, pérdida de energía (parece estar agotado la mayor parte del día).
  • Problemas de sueño (le cuesta mucho levantarse por las mañanas y dormir por la noche).
  • Ganas de llorar sin motivo aparente.
  • Dificultad para concentrarse, puede sufrir también problemas de memoria y disminuir su rendimiento escolar.
  • Sentimientos de inutilidad o culpa.
  • No disfruta de las actividades que antes disfrutaba.
  • Aumento o pérdida de apetito.
  • Estado de ánimo bajo (se siente triste la mayor parte del tiempo sin motivo aparente).
  • Apatía.
  • Pensamientos negativos y se autocritica continuamente.
  • Sensación frecuente de aburrimiento
  • Dolores y molestias físicas (suelen aparecer de manera inexplicable)
  • Ideas de suicidio: menciona que se quiere morir o irse para siempre, regala sus pertenencias, escribe historias o escucha música sobre muerte, bromea sobre suicidarse, etc.

Los adolescentes que sufren depresión tienden a estar de mal humor, tener comportamientos conflictivos en la escuela, enfadarse, encontrarse irritados continuamente y sentirse incomprendidos esto, en ocasiones hace difícil reconocer si se trata de una depresión puesto que en esta etapa suele ser más común encontrarnos con actitudes semejante, y tenemos asociada la depresión al ánimo decaído más que a la agresividad pese a que clínicamente es identificable a través de la misma.  Un aspecto importante que hay que tomar en cuenta es que cuando un adolescente está deprimido, no necesariamente tiene que mostrar un estado de ánimo triste o decaído, tampoco tiene porque aislarse de los demás.

Problemas que puede tener un adolescente deprimido

La depresión en la vida del adolescente y afecta a su desarrollo y crecimiento personal. Un adolescente que sufre depresión va comenzar a tener problemas en una o más áreas de su vida:

  • Disminución del rendimiento escolar.
  • Problemas en la escuela con profesores y compañeros.
  • Abuso de alcohol y otras sustancias nocivas para la salud.
  • Conductas de alto riesgo y autolesivas.
  • Dejar la escuela e irse de casa.
  • Desarrollar un trastorno alimenticio.
  • Baja autoestima
  • Riesgo de suicidio.

Tratamiento psicológico en la depresión en la adolescencia

La depresión no se cura únicamente por fuerza de voluntad y precisa ser tratada por un profesional, lo primero que tienes que hacer es consultar a un profesional, y si es preciso lograr que comience una terapia psicológica.

La terapia psicológica pretende ayudar al paciente a eliminar los síntomas de la depresión y a superar otros problemas relacionados con ella. La psicoeducación, aportará información a su familia acerca de que es la depresión, sus síntomas, cuáles son sus causas, qué es lo que provoca que este problema persista, etc. Se le enseñan técnicas para que aplique en su vida diaria para controlar y disminuir los síntomas, se trabajará a nivel cognitivo sus pensamientos negativos automáticos para modificarlos por otros más positivos y racionales, también se previene la recaída y se abordan síntomas secundarios derivados de la depresión.

En algunas ocasiones, es necesario la administración de ciertos fármacos como los antidepresivos para tratar el problema, esto ha de determinarlo el profesional que le trata.

Algunas recomendaciones para la depresión en la adolescencia

Es importante que se sienta apoyado y comprendido por su familia o personas cercanas, en especial por sus padres. necesita dejar de ser juzgado, ser escuchado y sobre todo aceptado.

Involucrarse con en el tratamiento. La familia es el mejor apoyo si está concienciada es el mejor coterapeuta.

Ponte en su lugar. Es difícil entender el ritmo de la depresión y en ocasiones frustrante, trata de entender e informarte. El saber que nadie te comprende te hace encerrarte más en ti mismo y te genera una sensación de soledad.

Comprensión, Cariño y Afecto. La fórmula más eficaz, tratarlo con cariño y afecto, demostrándole siempre cercanía y apoyo incondicional, sin sobreprotegerlo o haciéndole sentir desgraciado o inútil.

Ser pacientes. La paciencia es esencial para ayudar al adolescente con esta enfermedad. Ni ellos mismos se aguantan, la irritabilidad, los cambios de humor, el deseo de que pase, hemos de acompañar y alentar.

Importancia del ejercicio físico. El ejercicio físico libera una serie de hormonas beneficiosas para nuestra salud física y emocional como la serotonina y endorfinas que brindan varios beneficios, entre ellos, provoca una sensación de calma y mejora nuestro estado de ánimo, a veces basta con que salga a caminar unos 20 o 30 minutos diarios páralo que podemos empezar acompañando esta rutina.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

TENGO HIJOS ADOLESCENTES, ¿CÓMO ACTUAR?

LA IMPORTANCIA DE LOS LÍMITES EN LA EDUCACIÓN

DEPRESIÓN INFANTIL

Ánimate y Comenta!!