Los remedios naturales para controlar  la ansiedad son bien conocidos por la población en general como una alternativa más a poder superar la sintomatología ansiosa. La pregunta clave sería sí estos remedios naturales para controlar la ansiedad son tan beneficioso como dicen.

En 2010, los profesores Lakhman y Viera, publicaron los resultados de un extenso experimento en el que probaron la eficacia de diversas sustancias en el tratamiento de la ansiedad. En el experimento participaron 2.619 voluntarios entre los que realizaron 24 estudios, centrados principalmente en cinco sustancias: magnesio, hierba de San Juan, pasiflora, kava, y una combinación de L-lisina y L-arginina. La L-lisina y L-arginina son aminoácidos muy utilizados como suplementos nutricionales.

El resultado del experimento puede ayudarnos, al menos, a descartar algunas de estas sustancias, bien por ser desaconsejables o por no tener efecto alguno en el tratamiento deseado.

La hierba de San Juan y el magnesio, por ejemplo, demostraron su ineficacia como remedio para reducir la ansiedad. La kava, una raíz originaria del Pacífico, sí resultó positiva. No obstante, en diferentes países, incluidos los de la Unión Europea, su consumo está prohibido pues parece demostrado que su consumo a largo plazo puede originar problemas hepáticos. Por tanto, debe descartarse salvo que posteriores estudios contradigan lo anterior y se permita el consumo.

Nos quedan, pues, la combinación de L-lisina y L-arginina y la pasiflora. En el primero de los casos, se trata de un producto muy extendido entre deportistas, pues es un magnífico antioxidante y favorece el crecimiento de la masa muscular. Se han detectado casos aislados de afecciones renales por consumo abusivo, por lo que no se recomienda su uso sin supervisión.

La pasiflora parece el mejor de los elementos analizados en el estudio de Lakhman y Vieira. Carece de efectos secundarios y solamente está contraindicado si ya se está tomando un ansiolítico, pues tiene precisamente un efecto ansiolítico, tal como ha demostrado el experimento.

También es necesario añadir un par de cosas: en primer lugar, ninguna de estas sustancias cura la ansiedad o la depresión. Pueden ayudar a reducirla, pero por sí mismas no suponen un tratamiento. Pueden mitigar un episodio de ansiedad, sobre todo en el caso de la pasiflora, pero no son una cura ni una panacea.

También debo añadir que este artículo tiene un carácter divulgativo e informativo. Cuanto más sepamos sobre la ansiedad, mejor, pero en ningún caso estoy a favor de un autodiagnóstico ni de que una persona que cree padecer ansiedad, o que cree conocer a alguien que la padece, se decida por la automedicación.

En cualquier caso, siempre insisto en que debe ser un especialista quien diagnostique y proponga el tratamiento adecuado. Es cierto que una infusión de pasiflora nunca nos hará daño, pero la ansiedad es un asunto demasiado serio para dejarlo en manos inexpertas. Una infusión de pasiflora puede ayudarte a superar un instante de ansiedad, pero nunca episodios prolongados que deben ser tratados por profesionales que tienen el conocimiento y la experiencia necesarios. Mi experiencia como psicóloga me permite afirmar que quienes se tratan sin el soporte de un profesional, pierden un tiempo precioso y tienen que hacer un sobreesfuerzo para recuperarlo.

 

Artículos relacionados

 

La ansiedad y la vida sedentaria

 

3 Claves para superar la ansiedad

 

Controlar la ansiedad

 

¿Cómo controlar la ansiedad?

 

Ataque de Ansiedad

 

Aprende a controlar la ansiedad

Ánimate y Comenta!!