Durante años me he ido especializando en trastorno obsesivo-compulsivo, más conocido como TOC. Por mi consulta han pasado gran cantidad de personas que han padecido de TOC y he sido testigo directo de cómo han superado su trastorno obsesivo-compulsivo, aunque no cabe la menor duda de que el camino no suele ser fácil. Una de las mayores sorpresas con las que me he encontrado ha sido con la sensación por parte de mis pacientes de que nadie les entendía. Así que hoy, en honor a ellos,  he decidido escribir un  artículo  sobre vivir con trastorno obsesivo-compulsivo.

Antes que nada quiero recalcar que vivir con trastorno obsesivo-compulsivo no es nada cómodo ni fácil de llevar. Las personas que lo padecen se encuentran invadidas por pensamientos que no desean, por imágenes e incluso por impulsos que experimentan una y otra vez. La mayoría de las veces son inquietantes y les causan una tremenda ansiedad. Te pongo en situación, por un momento, imagina la sensación de tener una canción metida en tu cabeza. Ahora imagina que en vez de una canción, sea la idea de “querer asesinar a tu hijo”. Y que esta idea se repita una y otra vez. No puedes ha